La actriz que posee opiniones tan fuertes, que luchan contra el órden establecido. Un poderoso diálogo sobre lo que significa ser mujer. Esta es su historia.

Texto Antonela Iñigo Scandurra

Fue María Teresa, la recordada protagonista de Ni una sola palabra de amor, cortometraje viral en la web dirigido por “El Niño” Rodríguez y realizado a partir de un viejo cassette encontrado en un contestador automático. Luego partió a España donde obtuvo un papel central en la segunda temporada de la serie suceso de Netflix, Las chicas del cable, que describe a las trabajadoras de la primera empresa telefónica española. Hoy, vuelve por unos días a Argentina para presentar su película Yo niña donde comparte cartel con Esteban Lamothe.

Te hiciste conocida siendo María Teresa y hoy sos internacionalmente conocida por tu personaje de Alexa en las chicas del cable… ¿Qué pensas que de estas dos mujeres?
Son dos mujeres de otra época, pero con una autodeterminación fuerte. En el caso de Alexa, lo que más me intereso al momento de abordar el personaje es que no tenia miedos a la hora de reclamar un lugar de poder, siendo una mujer sin tabúes a la hora de exigir igualdad. Eso en los años ‘20 me parece osadía.
En el caso de María Teresa me pasan muchas cosas con el personaje, pero lo que más rescato es la capacidad de decir todo lo que piensa sin juzgarse; evidentemente eso te debe traer un montón de cosas buenas y malas. En mi caso, admiro cuando la gente tiene la capacidad de poder hablar sin filtro.

¿Y tuvo que ver tu decisión de participar en la serie con el rol que se le da a la mujer en esa época?
Había audicionado para otro personaje de la primera temporada de Las Chicas del Cable. Cuando me llamaron, una de las cosas que más me atrajo en realidad de Alex es que era argentina y venía de esa Argentina dorada, promesa, nuevo mundo. Definitivamente también me cautivó su personalidad.

Camisa y pantalón de @chermariacher, blazer de @mariapaezarg
Blusa de @somosgusman

Hay muchas fotos tuyas en las redes sociales, y también lo tenes con vos, con el pañuelo verde ¿qué significa para vos?
Al pañuelo verde todavía lo veo y me sigue emocionando. La unión que hubo, no solamente de actrices argentinas, sino de todo el país y que se abrió a Latinoamérica. Para mí es un símbolo de “estamos despiertas”. Se termino el sufrimiento, el no pedir lo que necesitamos y sobre todo de no luchar por nuestros derechos.
Evidentemente la lucha feminista y la del aborto legal viene de antaño pero lo que paso es que hubo un contagio; el poder que tienen las redes sociales para expresarse, mostrarse y buscar nuevos símbolos. El logro más grande es que todas las mujeres hayamos tenido la posibilidad de decir que no queremos vivir más en un sociedad que no es capaz de operar con la realidad, una realidad que sucede.

Quiero vivir en un país en donde cada una pueda vivir con sus convicciones, que tengan valor y no hagas nada que no quieras.

¿Cuál fue tu sentimiento cuando tuvo la primera media sanción y cuando no prosperó en el senado?
Lamentablemente esperaba que no prospere en el Senado, de hecho la media sanción de Diputados me sorprendió un montón, estuve emocionada por varios días. Me dio mucha esperanza de que esto se revierta, mas allá de la conciencia social que había las calles. En ese momento estaba en Buenos Aires filmando una película, rodando todo el día, y apenas terminé me fui a la vigilia; cuando llegué no podía creer la cantidad de gente que había de todas las generaciones. En ese momento pensé: “no van a poder con nosotras, esto va a pasar”.

¿Qué repercusión tuvo en España?
Mucho. En España hay movimiento de por sí. Una gran voz del feminismo, de la lucha por la igualdad, y también por la violencia contra la mujer. En ese entonces escribí una carta para juntar firmas de mujeres argentinas en España y la empezaron a compartir. La gente se sorprendía de que en Argentina el aborto no es legal, incluso mis amigas sorprendidas me decían: “¿Como que no es legal?”. Esta lucha generó también mucha admiración. Varias periodistas y escritoras con voces poderosas escribieron sobre lo que estaba sucediendo.

¿Crees que gracias a todo este movimiento las nuevas generaciones están creciendo con conceptos más acertados de igualdad?
Definitivamente. Tengo un hermano de 18 años y no le entran en la cabeza ciertas cuestiones del patriarcado. Para él una mujer y un hombre son iguales, punto. Evidentemente entiende la maldad del mundo, que suceden cosas graves y que hay cosas que están mal, pero vive bajo una concepción de igualdad absoluta. Lo veo como se vincula con sus amigas mujeres y con sus amigos hombres y tienen una amistad… que yo me acuerdo de mi a su edad y…

Vivís en España, si tuvieras que elegir un top 5 de lo que más extrañas ¿Cuáles serian?
Lo que más más más extraño es el sentido de amistad, la dinámica que hay con la amistad en Buenos Aires es única. Obviamente a mi familia. Y después cuestiones culturales, me gusta mucho los cafés de Buenos Aires, las librerías, como las que encontramos en calle Corrientes abiertas a las 3 de la mañana; los horarios tardíos, donde podemos comer a cualquier hora y la ciudad está viva. Y también extraño que en las fiestas haga calor, no me adapto con frio. Se me sigue haciendo raro que en diciembre o febrero sea invierno. Hace 8 años que estoy instalada pero mentalmente me preparo para el verano en esa época.

En tu Instagram hay una foto con un cartel que dice “El privilegio de una existencia es llegar a ser quien sos verdaderamente” ¿Te consideras una privilegiada?
Considero que estoy en un camino en el cual me gusta mi vida. Luche mucho por llegar hasta acá, no solo laboralmente, emocionalmente. Tener internamente cierta estabilidad. Ese cartel me encanta porque está en mi barrio, en la estación de Haedo, donde estaba caminando con mi hermano y me dice “mira lo que hicieron, pusieron estos pizarrones y por semana escriben un frase con tiza”. Me pareció tan justa. El sentido de la vida es eso, poder llegar a ser quien vos queres ser y que te guste tu vida. Considero que estoy en camino a eso y sentir que en este momento estoy contenta, que estoy bien, que estoy haciendo cosas que me gustan, que tengo cerca gente que quiero y admiro mucho. Eso también es un privilegio, definitivamente.

Leé más de @madamecarballo en nuestro número de ver

Fotos Fernando Jacobi
Estilismo Francisco Arrechea Martínez
Maquillaje Marisa Radovich @ Estudio47

Agradecimiento Agencia Civiles